Inicio > Nuestra Gente, Ojos de Zombi > Aparició Pedro

Aparició Pedro

Lunes, 18 de julio de 2016

 

Miultimainstancia

 

Rondaba el espíritu de Pedro Aparicio por el Salón de los Espejos. Pululaba viviente, no por la Parcemasa que él promovió: por las galerías de  la carcasona del parque. Como todas las almas que cobran vida cada ocasión en que se evoca su legado o nombre.

La convocatoria para las siete y media de un plastoso miércoles  13 de julio saltó por un evento de Facebook, responsabilidad de Esirtu Gestión Cultural. Pronto descubrieron que la cita era desaforada : 496 invitados, 23 confirmaciones, no de cachete de obispo, sino de las de asistiré y 36 interesados.  Más o menos un 10% de conversión. Estupendo  ratio de respuesta para los que nos dedicamos al  marketing directo.

SalondelosespEGOS

 

¡Oh Chelo!

Comenzaré por el final. Por la conversación, ya en la calle,  con un artista de ojos azules. En su scooter, con su instrumento a la espalda. Era  el Maestro Carlos Cardinaal que  tuvo el detalle de desenfundarse en casco jet y echar un pitillo mientras le dabamos al palique  delhábito postural  y riesgos laborales de los músicos. Morir de hambre en primer lugar. Carlos Cardinaal había iniciado la presentación de “Mi Última instancia”, interpretando una partitura de  de J.S. Bach y cerrado el acto a todo violonchelo con el canto des Ocells de Pau Casals. Dos afinados aperitivos que como el jamón y el queso, en los   caterings secretos,  son  dos piezas para mayoría agradable..

“El arcarde” clausuró con su habitual microfonopatía. Tras las palabras de Dña. María , jovial  viuda, del sujeto protagonista que habría cerrado la cita con emotivo colofón.

A Salvador Moreno Peralta le afean como hombre renacentista. Esquelético favor hacen a su intelecto. Está más a la altura de un arquitecto  ilustrado del S XVIII o un Benjamin Franklin,  gente más de ciencia y probeta  que de fé, como su amigo Pedro.

Al Excmo. Manuel Alcántara, le acomodaron una silla a lo Franklin Delano Roosevelt  que poco utilizó.Discurso corto y deslumbrante como  faro de xenon. Con esa retranca victoriana  dejó caer que su hermano de letras detestaba el calor.

El maestro Alcántara decía que cada vez que nos quejamos de la calorina sube la temperatura un grado y cuando mentamos ozú que caló incrementa en un grado y medio la asfixia. También mentó a varios periodistas  presentes que no aparecieron citados en las cabeceras de enfrente. Estar estaban y con plaza muy reservada. Dejemos a la prensa  y a los umitas de pajarita sedientos de champagne en paz.

Germán, no se pudo elegir un nombre mejor para el hijo del que fue mosntruo en vida, Pedro Aparicio, siempre con la lágrima en el desfiladero de la pestaña,  hizo de digno  maestro de ceremonias.

Éstos han sido los hechos de un buen alcalde: Casa Natal de Picasso, Jardín Botánico de la Concepción, Teatro Cervantes, pavimentación y alumbrado de 52 barriadas y adecuación del Paseo Marítimo del Este que pinrelo a diario.

 

Mariano Vergara  se ha atrevido a editar un tocho más cercano a las mil páginas con 338  artículos del médico, cirujano, periodista finado y refinado. Edición  de mérito y logro insuperable  más reunir y confundir en ese  laberinto de próceres que es el salón de los EspEGOS. Por dónde convivieron con la daga envainada  las más divergentes personalidades, políticos y gente de a pie. Respeto a la inteligencia, a la capacidad de elegir bien , Pedro Aparicio dejó una buena herencia intelectual, política y europeísta y ni un euro más.

En vez de ocurrencias bífidas cierro la cremallera de mi bocachancla. Solo mencionar que los habituales que pican, matan o  reviven reputaciones, toda la  Málaga policivil  estaba allí. No había silla para tanto culo y que conste que asistí porque fui tan invitado cómo evitado.

 

ojosdezombi

 

 

Nuestra Gente, Ojos de Zombi

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *