Inicio > Ojos de Zombi > Banastas de rusada a la cancha

Banastas de rusada a la cancha

Martes, 26 de julio de 2016

 

Gigantes del Este. Conversaciones en torno al baloncesto ruso de los 80. El penúltimo terral de julio, al fresquito glacial del auditorio de la Colección del Museo Ruso .
Sólo la foto de Tachenko sacando un costillar de estatura a Corbalán ( 183 cm) es para enmarcar.
No suelo meterme en asuntos deportivos. El baloncesto es otra cosa. Es estrategia, inteligencia. Jugadores con carrera universitaria como un horizonte más allá de las lesiones y el cuerpo triturado  a los treinta.
Los 80 aquélla selección de Díaz Miguel con sus gafas grandes como alas de murciélago.
Y Tachenko, Birukow, Petrovich.
Encima la madre URSS, porque de rusa poca todos los jugadores bálticos a ganar por cuestión deporte-estado. Cómo recordamos aquellas canastas y pantaloncillos cortos. Las camisetas ajustadas, muy trending hoy. Comenté lo de los pantalones tan cortos y Adrian Espinal aclara el porqué hiphopero look. Jugadores afroamericanos. No es cuestión de estética, es de moreno de guasap, a ver cómo esconden hoy el mandao en esos pantaloncillos tan escuetos. La leyenda, siempre el tópico.
Y para destriparlo de risa Víctor de la Serna, Guillermo Ortiz flipando con las anécdotas de Chechu Biriukov, eso el primer día.

Cuando el cueveñobalito poeta y punto salido de cuentas introduce la conversación entre José Luis Llorente, Chechu Biriukov y el coronel Tarakanov, no sabemos si la jarra de la mesa redonda tiene vodka. Épico. Diálogo lenguaraz.Cueveñobalito dio unos cuantos capotazos emocionales. Que si la revista Gigantes y Basket , en las cavernas del Becerro futbolero, que si el dilema entre ver un partido del Caja de Ronda en el Pabellón de Ciudad Jardín o disfrutar de la feria del pueblo. Inyectó una carga de sentimiento el poeta de la línea de tres, se marcó el tablero de su vida. Abrió el corazón de Chechu, Tarakanov y Biriukov. Aquello un no parar de reír , de llorar, de rejuvenecer esos rebotes y memoria borrosa de VHS. Para aclarar el dato afilado Víctor de la Serna , enciclopédico, y Guillermo Ortiz con su cara de angelote encizañando a los entrevistados para aligerasen la lengua. Que si Lolo gran entrenador y no te cambiaba hasta que se te caía el brazo y que si Díaz Miguel genio en vida incomprendido hasta tal extremo que se volvió majara en los olímpicos de Seúl…

Localicen el vídeo , si antes los esbirros de Putin no la hacen desaparecer.
Lo excesivo, lo ruso se caracteriza por un puteo a la población monumental. Ellos veían la agonía del comunismo de Dacha o nada. El estado hace como si me paga y yo como si trabajo. Pero vigilados por los comisarios políticos, sin esperanza de prosperar. Se remató aquello con Chernobil, la desintegración de la potente unión de repúblicas de su padre y de su madre. Por el pellejo de toro más o menos transformándonos igual. Desenroscándonos la boina, aprendiendo a vivir sin el dictador. Estrenando libertad y complejo de inferioridad. Por eso el baloncesto de los 80 fue tan importante. Para los tovarich y para nosotros. Ellos trincaron el oro olímpico para Moscú. Nosotros una Angélica  plata olímpica. Llorente comentó las intimidades de la selección, su pelazo de entonces pasó a segundo plano. Siempre opacado por Corbalán, Llorente conquistó la titularidad como lo hacemos los celtíberos desde hace demasiados años, peleando hasta el último latido en la cancha.


A partir de esas victorias ajenas al fútbol institucional, España comenzó a crecer, a liberarse hasta que llegaron éstos papanatas  darnos lecciones de democracia,  los payasos que están trapicheando a nuestras espaldas para mamar del escaño cubil.
Por cierto, las historias del Chechu se merecen un monólogo en el Club de la Comedia. El episodio de contrabando de caviar, rifles, cámaras de fotos y las falsificaciones de polo Ralph Lauren con el taco bordado hacia abajo en vez de en alto increíble.

Vaya risas de verano. Vaya rusada, que exceso buen rollo. Parecían cenacheros los ruskis , nuestro destino paralelo. Quién lo iba a imaginar.

Ojos de Zombi

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Couldn't connect to server: php_network_getaddresses: getaddrinfo failed: Name or service not known (0)