Inicio > General > Horroratoria

Horroratoria

Lunes, 11 de julio de 2016

Clausura ESESA

La cosa comenzó a ponerse  plomo cuando  dos gaviotas graznando sobrevolaron el patio de la Tabacalera. Otra pareja de infantes de look clonado, en edad de corretear lo hacían en las antípodas  de la mesa presidencial.

Bueno, por cuestiones del  protocolo  churrigueresco todo aquel que pasaba por el atril repetía, hasta que memorizamos, el nombre de los los excelentísimos por desorden de Rafael  Illa.

Entre otras personalidades concejales y concejalas, el presidente de ESESA y un señor que se despidió el año pasado y volvió para recordarlo según me chivaron.

Es posible que me borren del CRM  de ESESA por mucho respeto que tengo a la institución dirigida por la muy competente  Belén Jurado.

Como en el Mundo Málaga me malcriaron en libertad y para no perder el hábito les resumo la opicrónica de tan importante y diplomado suceso.

Cinderella , te llamo desde la clausura de ESESA ,todos recitan discursos vulgares.

Gracias a la impuntualidad me salvé de estar empotrado entre el público más distinguido, unas 90 personas multiplicadas por dos, entre seis azafatas con portafolios de pinza  y croqueteros de rondón.

A la izquierda los alumnos sudando el traje, las mujeres no se libraron de los stilettos,  pero escaparon de las fatigosas  transpiraciones de camisa abotonada hasta el cuello,chaqueta, acojone y corbata.

180 minutos de performancia con poco nuevo dicho: que si son los líderes del mañana, potencial talentudo la hospitalaria Cenacheriland y tal.

Acudí a la cita con la expectación con la que asisto a un concierto de rock. Cristina Garmendia, la ponente estelar  invitada a la puerta giratoria y virtual del  Málaga Valley ( ¡Cielos eso todavía late¡).

Prometo que me enfunde la única chaqueta beigverdosa del auditorio para atender a las parábolas  de  la mejor valorada ministra del Tacones-Team del expresidente Zapatieso.

No tuvo buena tarde la chica. Y eso que los biólogos moleculares son los filósofos de ciencia. Desde lejos en vez de Garmendia parecía Anne Igartiburu, lo dejo en “Anne Garmendia”. A su impecable y mundanal  outfit y donostiarra elegancia, un buen lenguaje corporal.  Convincente y cercana. Pero, su clase magistral me defraudó.

 

Me recordó a la diputada y ciudadana Irene Rivera.  Es como si en un concierto  falla la acústica. Y no era ese el desafine. Al contrario la instalación de audio fue excelente.

Aprovechó  “Anne Garmendia” la encerrona para vender su curriculum, experiencia y logros hasta que en un rapto de ppolismo mentó a la marca España. De ejemplo medalleros  deportivos. Que los hay. Ya podría haber incluido alguna referencia de ídolos locales como Isco en júrgol , Carolina Navarro en padel , Félix Gancedo en vela Rubén Alcántara  en BMX  o Álex Pastor en Kite surf, disciplina más afín a los empapados  graduados, a los que les oscurecía el gris marengo un pozo de sudor.  Mencionó la exmuylista los JJOO de Barcelona ‘92 como despegue de la marca España, cuando a tantos nos ha cabreado  que ese evento mundial fue el pistoletazo de salida para el “Catalunya is not Spain”. Más afortunada hubiese sido hablar de  El movimiento 59’ que  promueve el ejercicio físico como actitud smart city saludable y puntuaba doble en la carcasona del parque.

 

El deporte profesional con los genes, el entreno, la educación física, centros de alto rendimiento  y la resiliencia adecuada es la vía más corta para acceder al oro colorao y  de podium. Nuestros jurgolistas icono  son los neotoreros, simbolizan la salida profesional de los humildes para acceder al cortijo de sus ambiciones.

Entre tanto ejemplo happy wonder cuando “Anne Garmendia”  mencionó empresas tecnologícas, I*D+I y toda la tabla  de  neolingüismos  me dolió que no se acordara de GENETAC, empresa de idéntico y genético palo. Desde el centro de Málaga se salvan vidas en todo el mundo. En este laboratorio punta, dirigido por Mercedes y Juan,  tienen un mapamundi donde caben pocas chinchetas más. Cada tachuela geoposiciona el origen de sus encargos. Otra empresa tech de malaguita  referencia.

También trató la doctora  con mucha atención el valor de  los intangibles que llevamos pregonando en Bypass Comunicación y figuran como eje de nuestra propuesta de valor desde la friolera de 20 años. ¡Viva la arqueológica innovación!

La actual palabra de moda es capa, como la de Sandeman, pero en Big Data.

Cuando la ponente solicitó más  ayudas a las empresas del IBEX, el sursum corda, me aparte del cotarro para fumar un cigarro. Lo de intentarlo con el  FMI  de Christine Lagarde para que su presidenta invierta en la confiable España y no en lujuria  como acostumbran sus antecesores, épico.

Liberados de su silla, los listos de la clase,  cabeza de promoción con tembladera de piernas y al borde de la lágrima muy bien. Javier González de Lara en habitual línea reivindicativa y el “arcarde” cuando se enganchó al micro arrojó una andanada de datos con su erudición habitual.

Sin querer pecar ni de desagradecido ni de soberbio, apunto que no estaría de más incluir un módulo de oratoria en los  programas formativos de ESESA. Que comiencen por los gerifaltes.

Y a la gran  esperanza vasca que se lo curre más. Manda trillos que sea un ingeniero agrónomo y sociólogo septuagenario quien sepa transmitir  más  y mejor de qué y cómo habla.Cosa de la genética  y también de la oratoria.

General

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *