Inicio > General > Jamiroquai, Clint Eastwood y El Cabrero

Jamiroquai, Clint Eastwood y El Cabrero

Jueves, 4 de agosto de 2011

Foto de Carlos Moret  www.sur.es

Me decía Bea que Jamiroquai llevaba un look entre el actor  Clint Eastwood y El Cabrero cantaor, pues a pesar de la noche fresquita el poncho de  acid-étnico customizado con flecos y el sombrero negro  ponía la nota colorinche al enlutado conjunto.

Guitarra, bajo, teclista, sección de vientos, congas, percusión y 3 morenas de ébano macizo a los coros y el bailongo. Todos impecables, con la edad del arroz pasado  y el virtuosismo de los testimoniales privilegiados que pueden  vivir de la música ahora.

Jay Kay  no gana para multas de tráfico dado que al niño mimado del   funky le gusta pilotar al son de sus cajas de ritmo y bailongos de los que se prodigo escaso por causa de una reciente hernia inguinal. Por saltar como una cabra sobre el escenario. Dicen que Jamiroquai tiene la colección más extensa de mulas de tráfico por speed criminal. Este hombre menudo es  muy amigo del piloto de F1 Jenson Button, aunque le pega más ser colega del malote Jaimito “Trampas”Hamilton, nuestro malote predilecto  y némesis de Fernando Alonso.

En el auditorio del recinto ferial de Málaga, la cosa comenzó tranquila con el aforo sudado a tope y muchas ganas de olvidar la realidad. Pasito para adelante, pasito para atrás. Olor a hierba quemada y cervecitas. Público ecléctico y epiléptico, desinhibido  con predominio  de cuarentones añorosos, mocitas viejas abanicando sus pechugas rampantes y chavalería internacional. 7.000 almas y danzas.

El montaje discreto con pantallón de fondo con videos pixelados. Como  tenía buen sitio me fijaba en cómo este chaval encharcaba el escenario con una borrasca de sudor instalada debajo de su sombrero. Indicaba a la banda cuando seguir, corregir o parar. De hecho puteo reiteradas veces al ingeniero de sonido y al encargado de la iluminación, amagando un corte en el propio pescuezo en cuanto deseaba finiquitar, los focos, los riffs de guitarra y la canción.

La banda más que rodada. Impecables todos. El sonido pelín gangoso y todos con ganas de olvidar las penas. Bonita noche.

 

General

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *