Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Eugenio Chicano’

Los Premios Sur Malagueño del Año y las presentaciones “Pointer Point”

Domingo, 25 de septiembre de 2011

Mientras  las primeras planas dominicales y su hostelera madre vocean el mejor agosto de la historia, también en las covachuelas de la comunicación este verano ha sido extenuante.

A partir del 15 de septiembre, han saltado todas las alarmas de la agenda con una ráfaga de convocatorias de capital importancia.

El lunes Salvador Moreno Peralta y su letanía ciudad, el martes ni caso porque tenía   curso de SEO en el IMFE , el miércoles  Eugenio Chicano con su guitarra, el jueves los Premios Sur Malagueño del Año  y el viernes sesión doble, el consejero de Turismo, hablando en plata  presentando Andalucía Cultura  en el Museo Picasso y por la noche buenas intenciones, evento chill- twittero, organizado por el Área de Juventud del Ayuntamiento del Rincón de la Victoria convocatoria original de Lima-Limón Creativos con 15.000 trinos bienintencionados en cuerpo presente, virtual y a pie de playa con mi Bea y  los amigos.

Incluso en El Palo  la  XLV  edición  el concurso de albañilería de la Peña El Palustre, tenía su cita estelar. Una treintena larga de cuadrillas, élite del gremio paleta,   venido  desde toda España a rascar los 6.000€ del primer premio en metálico. Y acto seguido, exaltación del boquerón  victoriano un poco más allá otra vez en el  Rincón de la Victoria. Municipio a seguir.

Pero el acontecimiento estelar  de la semana ha sido  el  MdA de SUR. El cambio de fecha de julio a septiembre le ha venido muy bien. Conceptualmente es más Merkel  festejar  la vuelta al tajo  que inaugurar el veranito.

Y de trabajo profesional resaltar a Dani Rodríguez de Grupo Mundo que  vistió  el Palacio de Ferias de legítima alfombra roja. Ya a la entrada de “la latonera” el despliegue de banderolas anunciaba cosas buenas, con más glamour que la gala  del Festival de cine de San Sebastián y su capitalidad-tregua 2016.

Te cuento, cuando llego,  en el hall   están reunidos  todos los premiados para embarcar en  el escenario,  Braulio Medel (Unicaja), Carmen Cervera (Museo Carmen Thyssen Málaga, Dani García (Calima), Emilio Alba (Hospital Clínico Universitario) y Julio Baptista (Málaga F.C.), que conste que al futbolista es la primera vez que le dan un trofeo para a continuación, sentarle en el banquillo.

Al ir ligero de compañía, en un auditorio repleto hasta el gallinero, pude elegir una localidad de asiento preferente,  en un hueco libre y privilegiado entre más de 1.300 invitados tuneados para la ocasión.

Así que me dispuse a twitear la gala ,#premiossur, hasta que se me cayó el móvil al suelo. Entonces en vez de teclear me la pasé paranoiando  con que el  compañero de asiento, que iba de Blackberry, me pisotease el Iphone.

Mónica Pérez y Marcos Chacón ponían su punto de radio y  voz a un escenario en rojo de amor y joyas, con pantallón de leds a medida en el que se mostraron vídeos y méritos de los premiados.

Para más detalles, nombres y buenas fotos compra el SUR del 27 de septiembre. En lo que no profundiza el diario es que la gala  fue muy agradable y  libre de discursos tostón. Todos tomaron la palabra con un sentido de economía telegráfica aplaudida con sinceridad.

Ya en modo marujo, constatar que Carmen Cervera debe ser también hermosa por dentro, pues regalar tanta sonrisa y concentrarse  en cada sílaba de lo que se decía en ese atril con forma de cucurucho, sin perder la compostura un nanosegundo, tiene mérito.

Dani García, 2 estrellas  Michelin y  Moraga, condimentó con realidad financiera sus palabras y aprovechó  el foro  para dar un toque a Braulio Medel de  Unicaja.  El alcalde de Málaga Francisco de la Torre y el  Presidente de la Junta  José Griñán cerraron el acto con una inédita cordialidad preelectoral.

Mientras se vaciaba el auditorio, escuché literalmente a unos invitados “que se quedaban a los canapés para cotillear”.

El  karma no era excesivamente festivo. En la tribu del banner, la cuña, la media página y el  modulillo, se palpaba la bajona porque el plan de medios no da para más, aún así  la gente de Sur y especialmente Ignacio Luque de sur.es,  perfectos anfitriones.

Percibí a  varios anunciantes escoltados por  “personalfirewalls”, dispositivo humano que la agencia de publicidad local empotra en el cliente, para blindar su exclusividad.

Y es que es tal la angurria del  sector  mercadotécnico, que nuestros más renombrados ejecutivos de cuentas y collares iban de un grupo a otro  con el  programa “pointer point” abierto, como una jauría de caza olfateando el rastro de los presupuestos y listos para concertar una presentación sin compromiso, con nula intención de empuñar la tarjeta de visita no fueran a morderles la mano.

Los políticos de las tres administraciones tenían sus propios círculos que  irradiaban saludos, promoviendo con su simpatía  20-N votos y adhesiones.

Los presentes no se abalanzaban a las bandejas de bebidas ni a los canapés de gourmet, que paseaban por allí. Me extrañó que nuestra fauna bevividora y educada en la naturalidad  no se pusiera púa en modo feria, como se acostumbra cuando el festín es abundante y de gañote, como fue en este caso, dato paradójico que hay que analizar.

La Málaga del ahora con sus  gestores, empresarios, protagonistas de la cultura y todos los ámbitos del poder privados, públicos y mediopensionistas. El todo Málaga cuché, dejándose ver, disfrutando del momento o en busca de un cheque con fondos  ya sea del Ayuntamiento, Unicaja, La Junta de Andalucía o la de Quatar.

Mucho atasco de  coche oficial y poca alcurnia de la Alameda, la que desde  2007 ha registrado  Ctesifonte López  bajo el título “De la Caleta al Cielo”, el Ghota del Limonar.

Como otros tantos, yo me najé a una hora prudencial. Antes del whisky con confidencias y  penas. La velada se merecía un final tan esperanzador como la recuperación económica  que olisqueo, y es que para  lo mío también soy muy  perro, faltaría más.

 

 

General , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Eugenio Chicano con su guitarra.

Miércoles, 21 de septiembre de 2011

Con la pleamar del equinoccio, lo erudito se repone en las estanterías de la agenda cultural. Surgen eventos con la espontaneidad de las setas. El de hoy prometía un clasicismo soberbio. Razón que me hizo madrugar y plantarme en los territorios del Museo Picasso con excesiva antelación, no fuese a quedarme sin sitio. Y es que hay hambre de evento aunque sea descocktelado. Como aperitivo un sol que tostaba la Alcazaba y el teatro romano a esa temperatura perfecta para los recolectores furtivos de luz y color.

Mientras hacía tiempo sacando fotos, pegaba la oreja a la conversación de un par de activistas  #spanishrevolution. La cosa comenzó por algo trivial como la prescripción de papel de liar tabaco aliñado y al ritmo de las caladas derivó en  estructura económica. Ya te digo que la tarde prometía.

En la placita de la higuera, advertí que al gremio de la cultura hay que prescribirles hacer cola.  Como en las propiedades distributivas, asociativas conmutativas de las matemáticas, la gente educada se iba agrupando en conjuntos y saludos. Casi todos se conocían. Cuando llegó Eugenio Chicano solo faltó que le besasen el anillo para felicitarle en su 75 cumpleaños.

A las 19:45 un conserje abrió el auditorio cuya puerta me evoca a la de toriles, por las vacas sagradas  que lo transitan  y  ya instalado en mi asiento naranja, me encontré con Chico Repullo, artista con ADN de Picasso y  que  también atraviesa un momento escultórico guitarra (leit motiv de su próxima exposición).

A las ocho con precisión cu-cú introdujo el acto el director del Museo Picasso, José Lebrero, quien asombrado por no ver repleto el auditorio aludió al partido del Málaga del “Cheque” de Quatar. (Aportación vía Berta González de la Vega)

Con brevedad bien documentada, Ignacio Martínez, director adjunto del Grupo Joly, cedió todo el protagonismo a  Chicano estrenándose como ponente en  el Museo Picasso de Málaga “Picasso y la guitarra” Butacas a oscuras. Escenario austero con 3 puntos de luz: la pantalla donde se proyectaban las obras de Picasso, el atril de Eugenio Chicano y una flamenca silla de enea ocupada por el guitarrista Manuel Santos.

La conferencia  sonaba por malagueñas, alegrías, soleá y fandangos abandonaos, según el palo que Chicano adjudicaba a cada  etapa pictórica de Picasso. Espero que la puedas disfrutar. Tenía la cercanía de  charla de terrazeo. Sin imposturas, salpicada de anécdotas, gracejo, con precisión catalogada y sin pedantería. Resumiendo: con una admiración y sabiduría palpable acerca de la obra del genio. Una malagueñísima clase magistral.

Multimedia puro, proyección de imágenes de calidad impecable, sonido de lujo y un público entregado al cumpleañero. Chicano con su guitarra, su tema preferido: Pablo Ruiz Picasso, en el museo de su barrio, no sé si cortándose la coleta o confirmando la alternativa. Curiosa celebración.

General , , , ,