Archivo

Entradas Etiquetadas ‘serendipia’

Virgencita que me quede como como estoy.

Domingo, 15 de julio de 2012


“Solo está bien hecho lo que hace uno mismo”, decía Napoleón. Por eso no te extrañe que tras montar un equipo de killers de alto rendimiento para un encargo transdespeñaperrino y cumplir los plazos al minuto, alquilase una furgoneta y me fuese con mi hijo en plan Manolito Gafotas.
Realmente era una encerrona para poder compartir paisajes y tiempo de calidad con un hardolescente envenenado de hormonas. El chaval a través de las RRSS, prensa y telediarios está muy asustado por este presente aterrador.
Nachete me reprochaba esta labor de mensajero y no comprendía que me encargase personalmente del transporte de unas delicadas piezas. En unas fechas en las que medio país se va de vacaciones, un relevo, desgana o torpeza, una patada a un paquete o mal gesto podía deslucir la precisión de un trabajo planificado al minuto.
Además este baño de polígono profundo me sirvió para tomar la temperatura social de esta cosa nostra en que se ha convertido el estado del bienestar exclusivo de señorías de congreso. De paso pretendía que mi chico se enterase de lo que vale un peine, a pesar de que no lo use.
Y vino bien entrar en ese modo obreré para levantar el ánimo y recordar que el corso, también sentenciaba que la “desgracia es la comadrona del genio”. Así que seguiremos apañándonos por eso de que “los golpes del destino son como los de la prensa de acuñar moneda: imprimen su valor a las personas.” Lo comprobé en este viaje viendo a los currantes de polo personalizado con logo, sudar la gota gorda más pilas que nunca, en naves sauna. Me dio la impresión de que las empresas que subsisten en esta gymkana de recortes y tourmalet de impuestos, lo hacen gracias a personas muy válidas que sacan la casta ante la adversidad, lo cual me tranquiliza.Hay más de las que te imaginas.
Viene a cuento porque no nos acabamos de enterar de que el antiguo régimen industrial ha palmado o se ha mudando a oriente, que el porvenir está en el conocimiento, ahora más accesible que nunca vía web hasta que lo acoten, lo que marcará la supervivencia. Y abiertos de mente hay que ampliar el catálogo de habilidades y adquirir otras nuevas, afilar el cuchillo. Resumiendo hay que ser multifuncionales y olvidarse de la nómina en la misma empresa de por vida.
Andamos muy irritados porque nos han birlado el famoso queso de Spencer Johnson. A diario salimos de la ratonera al laberinto buscando otro similar. Decididamente fuera ya no hay ni quesitos de la vaca que ríe, pero puedes encontrar jamón.
Si te digo en los últimos 10 años he acumulado 46 certificados de cursos, seminarios, variopintas formaciones regladas y de barra de bar que van desde operador de cámara de tv a planificación de campañas con Google Adwords y otros 7 de Mk online, sin contar con la lectura de unos 300 libros me quedaré corto, y eso es lo que hay, la satisfacción interior de que te has preparado o lo has intentado, y eso créeme te da un plus de confianza, espero que no de pedantería.
A nuevos tiempos, nuevas reglas. Desde hace cinco años en Bypass de poco nos sirven campañas, premios, éxitos recientes que atufan a bla, bla , bla de cóctel. Lo esencial es que andamos en una revolución meijí y si ya estábamos digitalizados acometemos un tercer revolcón tecnológico mejorando los procesos, replanteando todo desde cero y retocando el plan estratégico. Invirtiendo y renovando equipos con el dinerito de las vacaciones. No hay descanso estamos frente a una playa con procelosas aguas-collarín endémicas de nuestro ecosistema publicitario.
El modelo de gestión armadillo de Bypass contempla la aclimatación a estos altibajos, pero cuando el tumor de la canina se extiende a toda la sociedad surge la desesperación colectiva.
Va por días, no te negaré que con lo de Marianostijeras, me llevé un disgusto de campeonato. Me quedé catatónico. Una vuelta de tuerca y revuelta callejera más. Pero metabolizada la intoxicación anímica hay que arrear, tirar palante, dar ejemplo a los que vienen detrás. Y sacarles los colores a los que nos han descalabrado el futuro. Bonaparte pensaba que “todo el mundo quiere que los gobernantes sean justos, y nadie es justo con ellos”, también comentaba “No existe el robo, todo se paga” e incluso “no hay leyes posibles contra el dinero”. Tela.
El nefasto miércoles de recortes, no sé si por casualidad, serendipia o sincronía, colgamos en la fachada de la oficina una pancarta de 4x 1´70m en la que se lee “ Virgencita que me quede como estoy”. Nos han solicitado que la dejemos todo el año. Pero no, visto lo visto tendremos que mejorar y tú también, no te escaquees, tú puedes hacer cada día un milagrito por lo civil o lo criminal. “Cosas veredes que farán fablar las piedras”.

General , , , , , , , ,