Inicio > General > Viejóvenes Mileuristas.

Viejóvenes Mileuristas.

Miércoles, 21 de abril de 2010

 

La ciencia de la demoscopia monitoriza las opiniones. Libando sueldos de rica miel  pasé de abejorro zángano a abeja obrera exploradora de este enjambre social y advierto que percibo una plaga.

Es pura estadística. Y la gráfica no engaña pues este revelador artículo ha sido el más leído en El Confidencial:

http://www.elconfidencial.com/sociedad/profesional-titulacion-mercado-20100421.html “Con 30 años tenía un buen puesto y ganaba dinero; ahora no gano ni la mitad”, dice.

Las profesiones liberales ahora te esclavizan y los viejóvenes cariacontecen mileuristas y amargados.

Repunto la sardónica sonrisa, sin dientes. Ya lo decía yo. Por eso acomodé el chiringuito con la única pretensión de que me dejen dormir la siesta poder llevar y traer a la prole del cole, intentar trabajar en paz y lo más importante elegir en quien ocupo las horas remuneradas. Aspiraciones tan mundanas y sabrosas como unos huevos fritos con patatas. Estadísticamente en Andalucía no todo el mundo anhela un cortijo.

Pero ojo con los bayboomers. Los cuarentones protoconsumistas de esta España trasnzapateril, somos caprichosos y malcriados. No como nuestros padres a los que se les  pasó la  memoria histórica con tantas penalidades, labores, cuentas y rosarios que apenas tenían tiempo para recordar. Vamos, que vivían sin vivir en ellos hasta que llegó la jubilación y tras el generalísimo el  Inserso les mandó a viajar.

Me decía un hermano que en estos años debía elegir entre tiempo o dinero. Tardes estériles o jornadas de 14 horas fertilizando euros.

Ni lo uno, ni otro por esquizofrenia vital. No obstante hay  experiencias tan lujosas que no se pueden pagar. Como colaborar en la producción de la versión de  Drácula.9 de Emilio Schargorodsky, editar un cuaderno de dibujos erógenos de Rodrigo Gross,  preparar una campaña de concienciación ciudadana, llevar la corresponsalía de Área Visual en el festival de Málaga  o buscar patrocinio para un  invento de responsabilidad social corporativa. Es decir currar en y por proyectos, quien iba a decirme que con esta mala cabeza estaba a la última.

General , , ,

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *